fbpx

CUERPO & PHOTO TERAPÉUTICA

Todas las disciplinas artísticas, por su capacidad expresiva, generan autoconocimiento y contribuyen al bienestar físico, emocional y mental de las personas que las utilizan. Mediante el proceso de creación se pueden resolver conflictos, reducir el estrés, aumentar la autoestima, desarrollar habilidades sociales y entrar en un estado de introspección.

El arte no tiene por qué cumplir una función necesariamente, y simplemente por el hecho de suceder, la creación puede generar placer al artista y desencadenar una reacción en aquellas personas que lo disfrutan.

Desde el comienzo de la fotografía, la imagen ha sido un lenguaje complementario o alternativo a la escritura. En ocasiones puede ser incluso más directa e inmediata que el texto, tal y como utilizamos las imágenes en redes sociales, por ejemplo. Para muchas personas, es la herramienta más apropiada e intuitiva para su comunicación, adaptándose con facilidad a personas de diferentes culturas o capacidades.

El acto de fotografiar es además un hecho subjetivo y proyectivo: subjetivo porque fotografiamos desde quienes somos, desde nuestra perspectiva, y proyectivo porque captamos aquello que nos interesa, obsesiona, nos genera curiosidad o aquello que queremos perpetuar, exhibir, difundir… la fotografía ha conquistado asímismo nuestro cotidiano, a menudo hay una cámara-teléfono en nuestras manos y resulta una herramienta muy cómoda para conocernos mejor y auto-representarnos.

«Todo aquello que es expresado es liberado. Todo aquello que es movido es transformado.»

ANTONIO BLAY, PSICÓLOGO

El cuerpo en movimiento, por otro lado, al fomentar el contacto con lo más presente corporalmente (sensaciones, dolores…) facilita igualmente que emerjan las emociones que habitan bajo la piel. Aquello que no se expresa en un determinado momento se acumula en músculos y tejidos, esperando a ser liberado. Nuestro cuerpo guarda memoria en forma de rigidez, molestias, gasto interno de energía e infelicidad; incluso aunque no recordemos conscientemente las situaciones que fueron la causa de este sentir. Mediante la relajación, la consciencia corporal, el juego, y el movimiento expresivo se consigue liberar memorias del cuerpo.

Si combinamos las herramientas de Cuerpo&Photo, comprobamos, en consecuencia, que conseguimos bienestar y conciencia emocional. Cuando el aprendizaje además es grupal, se fomenta la cohesión y la autonomía, el debate, la educación emocional y la empatía. Las dos herramientas, cuerpo y foto, trabajando juntas refuerzan los aspectos más sanos de cada persona a la vez que generan testimonios, anclajes, en modo de imágenes de lo transitado y/o integrado.

Cuerpo&Photo ofrece por tanto herramientas terapéuticas utilizadas dentro de un contexto de desarrollo personal.

La metodología Cuerpo&Photo impartida por Eva Sala está presente en las principales formaciones de fotografía terapéutica en España además de en la formación «Inspir-arte» de El Olivo Psicoterapia Humanista. Cuerpo&Photo es una heramienta flexible para trabajar objetivos de bienestar en colaboración con el trabajo psicoterapéutico.

Un ejemplo de colaboración con el trabajo psicoterapéutico es el proyecto Enfocadas de fotografía participativa para mujeres que pasaron por una situación de violencia en el pasado. Más información aqui: http://www.cuerpoandphoto.com/participativa/enfocadas

«Para poder disparar una foto necesito emocionarme.»

CRISTINA GARCÍA RODERO, FOTÓGRAFA.